Incorporar ligeros cambios en nuestras rutinas tiene efectos relevantes sobre nuestra salud y acelera el metabolismo de nuestro cuerpo que nos ayuda a adelgazar.

¿Empezamos?

El deporte es muy capaz cambiar vidas.

Está demostrado que practicar ejercicio de forma regular acelera el metabolismo del cuerpo, contribuyendo a mantener una buena salud y a prevenir enfermedades. Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

ACELERAR EL METABOLISMO ES LA CLAVE PARA ADELGAZAR

El ejercicio físico en ayunas es la clave para quemar grasa y adelgazar, pero también lo es una alimentación sana y saludable al igual que los aspectos emocionales.

¿Sabias que una de las claves para la quema de grasa es la práctica del ejercicio cardiovascular de baja intensidad y larga duración en ayunas?

Cómo acelerar el metabolismo para adelgazar

 

¿Cuáles son las claves? ¿De que depende? A continuación os detallamos una serie de condicionantes y hábitos que te ayudarán a conseguir lo que la gran mayoría de personas desconocen.

Aquí van 7 consejos para acelerar el metabolismo y adelgazar plácidamente:

1. Entrena en ayunas.

Antes de nada: ¿Sufres diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, hipertensión o de problemas renales? Si ése es el caso, este artículo no es para ti. Come de forma natural, no estrenes en ayunas y haz deporte siempre bajo prescripción medica. Como punto de partida, conviene saber que el ayuno al cual nos referimos es el resultado de no ingerir nutrientes durante la noche y saltarse la primera comida del día, el desayuno. Es entonces cuando nuestras reservas energéticas (niveles de glucógeno) son más bajas, lo cual activa los efectos beneficiosos que se pretenden con el entrenamiento en ayunas y acelera el metabolismo del cuerpo para adelgazar.

Conclusión: con el entreno en ayunas se pretende forzar el organismo de tal forma que utilizamos las grasas como fuente de energía.

2. Come 5 veces al día.

Demostrado está que para obtener niveles óptimos de energía tienes que comer varias veces al día. Por suerte o por desgracia nuestro organismo es inteligente, y si este detecta que no estás comiendo lo suficiente, entra en modo protección, por lo que tu metabolismo se desacelera y economiza el gasto calórico y esto no ayuda a adelgazar.

Comer cinco veces al día es un hábito saludable que también nos ayuda a sentirnos mas satisfechos durante las horas en las que estamos más activos a la vez que nos permite gozar de una alimentación balanceada, acelera el metabolismo y te permite adelgazar plácidamente.

3. Entrena tus músculos de manera interválica y con alta intensidad.

Se necesitan muchas más calorías para mantener el músculo que la grasa, por lo que si tenemos un buen tono muscular nuestro metabolismo será mas rápido. Incluso cuando no se utilizan para mover el cuerpo, los músculos queman energía a lo largo de la jornada para convertirla en calor y mantener la correcta temperatura corporal (36/37) grados, tanto en verano como en invierno.

Según un estudio publicado en la revista “Journal of Physiology” y que dio la vuelta al mundo, el método HIT “entrenamiento interválico de alta intensidad” no sólo es más efectivo que otros entrenamientos, sino que además es mas seguro, ya que provoca menos lesiones que otro tipo de técnicas.

4. Haz uso de los llamados alimentos termogénicos.

Los alimentos termogénicos son aquellos que cuando los ingieres desencadenan una reacción de calor en tu organismo aumentando el metabolismo basal durante la digestión. Facilita la descomposición de grasa, reducen los niveles de triglicéridos en sangre y son seguros y eficaces para el control del peso. Por tanto, lo que hace es acelerar el metabolismo para adelgazar.

Alimentos termogénicos que aceleran el metabolismo: café, té verde, jengibre, canela, pimienta negra, pomelo, naranja amarga, limón, cúrcuma. Omega 3.

5. Prioriza las proteínas frente a los hidratos y las grasas.

La reina de la termogénesis es la proteína. Contribuye a la formación y sintetización del tejido muscular, por lo que se aumenta el metabolismo basal si lo combinas con algunas estrategias de ejercicio físico y ayuda a adelgazar.

6. Engaña a tu cuerpo.

El cuerpo humano dispone de una enorme capacidad de adaptación. Por ello, cuando entrenamos debemos ir aumentando nuestra intensidad de manera progresiva. No es aconsejable entrenar siempre de la misma manera si lo que se pretende con ello, es progresar de manera efectiva y adelgazar.

Practica los cambios de ritmos, de velocidad, duración y cargas.

7. Dopamina: El mejor quemagrasas está en tu mente.

Solo hacen falta veinte minutos de SMART WALKING “andar rápido” para incrementar de forma considerable el nivel de dopamina y acelerar el metabolismo. Sin embargo, con los deportes de alta intensidad como Freeletics, el cerebro empieza a liberar dopamina pasados pocos minutos. Esta liberación te hace estar más alerta, más centrado y mejora considerablemente la concentración a la vez que hace que, entrenar para adelgazar sea aún más complaciente.

Cuanto más entrenes, más dopamina liberas. Esta hormona es la razón principal por la que te sientes bien haciendo ejercicio, por la que eres capaz de terminar un ejercicio físico aunque tu cuerpo y mente quieran abandonar y la que te permite aumentar el rendimiento y batir tus propias metas.

Advertencia

El uso indiscriminado de dopamina y el amor por lo que hagas te puede llevar a conquistar todo aquello que te parecía imposible a la vez que adelgazas a ritmos incomprensibles.

Albert Tester: mitad nutricionista y mitad interruptor humano.

 

¡Contáctame!

Solo para Valientes

Compártelo en Facebook

WhatsApp: 647 749 727